Blog Serie Criptomonedas y dispositivos móvil...

Serie Criptomonedas y dispositivos móviles en 2022, Parte 2: la cadena de bloques, las criptomonedas y lo que significan para los dispositivos móviles

Introducción

En la primera parte de nuestra serie Criptomonedas y dispositivos móviles en 2022, revisamos los principales desarrollos que impulsaron la adopción de las aplicaciones de criptomonedas por parte de los usuarios. Con tantas tendencias y emociones generadas por las criptomonedas y la cadena de bloques, el tema puede ser un poco difícil. Cadena de bloques, criptomonedas, Web3: ¿qué significan estos términos y estas tecnologías para las aplicaciones móviles y los desarrolladores?

En esta publicación, describiremos los conceptos clave, exploraremos las maneras en que los dispositivos móviles actúan como un portal hacia el ecosistema de las criptomonedas, revisaremos los desafíos y las oportunidades que enfrentan las aplicaciones de compraventa de criptomonedas, y explicaremos las razones por las que los MMP, como Adjust, desempeñan un rol esencial para ayudar a las aplicaciones de criptomonedas y fintech a convertirse en las plataformas preferidas por los usuarios para la administración de recursos digitales.

PART 1

¿Qué es la cadena de bloques (blockchain)?

Independientemente de los términos nuevos, las modas y la especulación financiera, las criptomonedas y la Web3 están basadas en un nuevo tipo de estructura de datos de backend. Probablemente, el término más comúnmente asociado con el aspecto técnico de las criptomonedas es la "cadena de bloques" (blockchain). Una cadena de bloques es un una especie de libro de cuentas digital descentralizado y distribuido (y normalmente público). Se puede considerar como una base de datos abierta y distribuida. Las cadenas de bloques utilizan una serie de registros ("bloques") vinculados entre sí ("cadena") por medio de criptografía. La arquitectura de las cadenas de bloques se popularizó tras la publicación del documento técnico de Bitcoin en 2008. La tecnología de libros de cuentas distribuidos (DLT) también se utiliza en algunas ocasiones para incluir modelos de datos diferentes a las cadenas de bloques. Estos términos se refieren a la manera en que los datos se almacenan y se estructuran.

La cadena de bloques se mantiene por medio de una red de participantes que llegan a un acuerdo en relación con un estado de la red mediante un mecanismo de consenso. Estos mecanismos permiten a las redes protegerse de los ataques y son el medio por el que los participantes acuerdan un estado de verdad para la red. Los mecanismos más comúnmente utilizados son Proof of Work (PoW), utilizado por la red de Bitcoin y actualmente por Ethereum, y Proof of Stake (PoS), utilizado comúnmente por las plataformas de contratos inteligentes. Los tokens de estas redes se distribuyen a los participantes a cambio del rol que desempeñan para proteger a la red mediante el mecanismo de consenso.

Algunas cadenas de bloques también son plataformas de contratos inteligentes, empezando por Ethereum. La diferencia entre estas y la red de Bitcoin (una red utilizada para la transacción de Bitcoin, que es el recurso) es que la cadena de bloques se utiliza para realizar otras actividades además de registrar las transacciones de criptomonedas. También puede almacenar información más compleja y ejecutar contratos inteligentes, con lo que puede ejecutar transacciones complejas basadas en las condiciones acordadas. Estas plataformas también se denominan en algunas ocasiones como "redes de capa 1" y, además de Ethereum, incluyen a otros proyectos, como Cardano, Solana, Avalanche, Luna, Tezos, etc. Las aplicaciones creadas en estas redes se conocen como aplicaciones descentralizadas (dApps).

Dos de los factores principales que han aumentado el interés en los mercados de criptomonedas son los casos de uso desarrollados en estas redes: las finanzas descentralizadas (DeFi) y los tokens no fungibles (NFT). DeFi es un conjunto de aplicaciones que proporcionan servicios financieros descentralizados, como créditos, préstamos, derivativos, etc., para los usuarios que utilizan criptomonedas basadas en la cadena de bloques. Describiremos a detalle los NFT en la siguiente parte de esta serie.

PART 2

¿Qué son las criptomonedas y los recursos digitales?

En el sentido más amplio, las criptomonedas y los NFT son recursos digitales intercambiables creados en libros de cuentas digitales (como una cadena de bloques) y protegidos por criptografía. Sin embargo, más allá de esta definición simple, las criptomonedas pueden variar mucho, y existen debates sobre su relación con los recursos existentes, como las divisas, los valores y las materias primas. Algunas criptomonedas (como Bitcoin y Ether) son recursos nativos integrales para el funcionamiento de una red descentralizada, mientras que otras se crean en plataformas de contratos inteligentes existentes (principalmente Ethereum).

Además de las inversiones en Bitcoin como recurso especulativo y el uso de las plataformas de contratos inteligentes para las aplicaciones descentralizadas, hay otras dos clases de criptomonedas que han impulsado la adopción de los usuarios: las criptomonedas estables (stablecoins) y las criptomonedas meme (memecoins). Las criptomonedas estables son criptomonedas conectadas a un recurso financiero del mundo real, principalmente el dólar estadounidense. Estas se pueden emitir de forma centralizada y estar respaldadas por los recursos presentes en una cuenta bancaria (como es el caso de Tether o USD Coin), o pueden ser algorítmicas y estar descentralizadas (como DAI). Circle, la empresa emisora de USD Coin, hace poco recibió una valuación de 9000 millones de dólares, y la criptomoneda USDC ya está integrada como opción de pago en las redes de pagos de Visa y Mastercard.

Las criptomonedas meme, como Doge y Shiba Inu, han alcanzado grandes niveles de popularidad y capitalización en el mercado. Aunque estas monedas basadas en bromas no cuentan con un gran atractivo técnico ni una utilidad importante, han atraído una enorme cantidad de seguidores apasionados y atención mediática, por lo que han provocado que muchos usuarios nuevos busquen entrar a este espacio por su sentido de comunidad y su capacidad para hacerse viral.

El deseo de utilizar las aplicaciones de DeFi y comprar NFT, así como el deseo de invertir en las criptomonedas como recursos especulativos o utilizarlas como forma de pago y método de ahorro (especialmente en los mercados emergentes) han impulsado una gran adopción de las criptomonedas en 2020 y 2021. El Chainalysis Global Crypto Adoption Index muestra un aumento de más del 881% en comparación con el año anterior durante el tercer trimestre de 2021 y más del 2300% desde el tercer trimestre de 2019. Las aplicaciones móviles representan uno de los portales más importantes para acceder a estos recursos digitales, y su popularidad sigue creciendo.

PART 3

Las aplicaciones móviles son un portal importante hacia la economía de las criptomonedas

Las aplicaciones móviles se han convertido en un portal clave para acceder a las criptomonedas y a la economía de las mismas. La mayoría de las aplicaciones de criptomonedas son sitios de compraventa donde los usuarios pueden comprar, vender, transferir y almacenar criptomonedas. Aunque muchas de estas aplicaciones han crecido al enfocarse exclusivamente en las criptomonedas (como Coinbase, CoinDCX, Binance, FTX y crypto.com), cada vez enfrentan una mayor competencia por parte de las aplicaciones de fintech tradicionales que agregan funciones de compra de criptomonedas (como Robinhood, Square y PayPal). Otras aplicaciones relacionadas con las criptomonedas incluyen los trackers de carteras, los juegos basados en cadenas de bloques (de los que hablaremos en la siguiente parte de esta serie) y las billeteras móviles, que almacenan las claves privadas requeridas para acceder a los recursos digitales y permiten a los usuarios interactuar con las dApps basadas en cadenas de bloques.

Además de los sitios de compraventa, algunas aplicaciones, como BlockFi y Celsius Network, proporcionan servicios financieros basados en criptomonedas, como créditos y préstamos que utilizan criptomonedas como garantía. La competencia por los usuarios y el valor es cada vez más intensa, por lo que se están empezando a borrar los límites entre los sitios de compraventa de criptomonedas, los proveedores de servicios financieros y las empresas de fintech tradicionales, conforme las aplicaciones de mayor tamaño intentan expandirse hacia este espacio.

Sin embargo, al aumentar la adopción de los recursos de criptomonedas, también han aumentado las preocupaciones normativas. Los organismos reguladores financieros de todo el mundo han tenido dificultades para clasificar las criptomonedas y regular el acceso a ellas, y las medidas normativas implementadas en los Estados Unidos han obligado a las aplicaciones de criptomonedas basadas en ese país, como Coinbase y BlockFi, a deshacerse de algunos productos, como los productos que generan intereses, los cuales no estaban registrados adecuadamente como valores. A nivel global, el panorama normativo evoluciona constantemente y proporciona una dimensión de definición esencial para las operaciones y las ofertas de productos de las aplicaciones de criptomonedas.

PART 4

Desafíos y oportunidades de las aplicaciones de compraventa de criptomonedas

Además de la incertidumbre normativa con algunos productos financieros, las aplicaciones de compraventa de criptomonedas también pueden enfrentar diferentes desafíos en el tema de la publicidad móvil. Después del gran crecimiento en el mercado de las criptomonedas durante 2017 y 2018, las principales plataformas de publicidad, como Google, Facebook, Twitter y LinkedIn, implementaron medidas más estrictas y prohibieron todos los anuncios relacionados con criptomonedas debido al gran número de estafas en este espacio. Sin embargo, conforme el sector ha ido madurando, las restricciones han disminuido, y las aplicaciones de criptomonedas que cumplen con todas las normas otra vez pueden anunciarse si se apegan a las políticas de la red.

Aunque las aplicaciones de criptomonedas enfrentan varios desafíos, también tienen oportunidades enormes, ya que la conciencia del público y la demanda de los usuarios para invertir en recursos digitales ha aumentado drásticamente en 2021. Conforme aumenta la competencia para convertirse en el portal preferido por los usuarios para administrar sus recursos digitales, las aplicaciones de criptomonedas y fintech deberán maximizar sus esfuerzos de adquisición de usuarios (UA), optimizar su gasto y medir con precisión todas las etapas del recorrido de los usuarios, desde antes de la instalación hasta después de la misma y en todas las etapas posteriores. En Adjust, ofrecemos una plataforma única de atribución móvil, automatización de campañas, y privacidad y protección de datos, con lo que les proporcionamos a los mercadólogos de aplicaciones de criptomonedas todas las herramientas que necesitan para expandir su aplicación en cualquier etapa. Solicita una demostración aquí.

Para obtener más información, descarga nuestro manual "Análisis profundo de fintech: monedas digitales en 2022", disponible próximamente, con el que podrás conocer el rendimiento de las aplicaciones de criptomonedas en 2021, las comparaciones del engagement de los usuarios entre las aplicaciones de criptomonedas y las aplicaciones de compraventa de acciones, y la manera en que las aplicaciones de criptomonedas pueden aprovechar al máximo sus esfuerzos de UA para atraer y retener usuarios con un LTV alto.

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades de Adjust?