Blog iCloud Private Relay: el impacto para los profesionales del marketing en iOS 15

iCloud Private Relay: el impacto para los profesionales del marketing en iOS 15

Uno de los anuncios más importantes de la conferencia mundial de desarrolladores de este año, y una de las actualizaciones más destacadas que se tienen programadas para iOS 15, es iCloud+ Private Relay de Apple. Aunque no generará un impacto tan grande en el sector como los cambios de AppTracking Transparency (ATT), el requerimiento de la autorización de los usuarios y la reintroducción de SKAdNetwork, los cuales se presentaron en iOS 14, Private Relay es un paso más en la misión de Apple para priorizar la privacidad de los usuarios en los dispositivos iOS. Private Relay actualmente está disponible como beta pública para algunas regiones, y se espera que se implemente por completo en una actualización posterior de iOS 15.

¿Qué es iCloud Private Relay?

Private Relay es una función diseñada para prevenir el tracking de los usuarios de iOS en Safari. Al redirigir todo el tráfico de red a través de los servidores, se oculta la dirección IP del usuario, por lo que no es posible hacer el tracking y no se pueden crear perfiles de ese usuario con base en su comportamiento y en su historial de navegación. La función estará disponible para los usuarios que tengan una suscripción a iCloud+, la cual también incluirá otras funciones de privacidad premium, como la función de "Ocultar mi correo" (que permite que los usuarios de iOS oculten o enmascaren su dirección de correo electrónico con una dirección generada al completar un formulario en línea).

Aunque podría parecer que Private Relay es similar a una red privada virtual (VPN), su función es totalmente diferente. Las VPN ocultan la ubicación de los usuarios, mientras que Private Relay impide que los sitios web hagan el tracking al ocultar las direcciones IP de los usuarios.

Otro punto interesante para los profesionales del marketing en iOS es que, para quienes no participan en la beta, o para los usuarios que no tienen una suscripción a iCloud+ y/o que potencialmente otorguen su autorización, Apple aún impide el tracking de píxeles para todos los usuarios de iOS dentro de la aplicación de Apple Mail. La dirección IP de los usuarios de iOS también se ocultará de los trackers externos en la aplicación de Safari, lo que significa que ya no se podrá utilizar como identificador cuando los usuarios hagan clic en un correo electrónico para abrir el contenido en Safari.

¿Cómo funciona Private Relay?

Cuando un usuario navega en internet con una aplicación como Chrome o Safari, está "abierto" (es decir, no tiene una conexión segura ni privada). El usuario deja un rastro de comportamiento y eventos en forma de datos, y varios trackers externos lo utilizan para formar identidades de usuarios. Apple afirma que este tipo de tracking no está autorizado y, con Private Relay, ninguna parte, ni siquiera Apple, podrá ver ni recopilar esta información. La dirección IP es una de las piezas de información que se puede recopilar, y Private Relay reemplaza la dirección real con una dirección aleatoria asignada desde un rango. La dirección IP de "retransmisión" asignada también se puede compartir entre varios usuarios de Private Relay ubicados en la misma zona, lo que significa que, cuando las redes reciben una dirección IP, esta dirección está asociada con una zona o una ciudad específicas de forma predeterminada. Por lo tanto, las redes pueden recibir información sobre la ubicación y no se implementan las restricciones basadas en la ubicación geográfica (como es el caso con las VPN y el bloqueo de IP).

Se utiliza un sistema de dos proxy en el que cada proxy (un mecanismo para ocultar lo que busca un usuario) dirige y protege el tráfico. Las únicas partes que pueden acceder a la dirección IP del usuario son el proveedor de red y el primer proxy. El segundo proxy obtiene acceso al nombre del sitio web que buscó el usuario, mediante el cual puede establecer una conexión con el servidor. En ningún caso será posible que dos entidades vean la dirección IP y el nombre de la búsqueda, por lo que no se puede crear el perfil un usuario.

¿Cuál es el impacto para los anunciantes y la atribución?

Apple ha mantenido una postura constante acerca del fingerprinting, y lo clasifica como un tipo de tracking. Private Relay se considera ampliamente como el siguiente paso en la prevención de este método de atribución, el cual ha sido inaccesible para los usuarios que no otorgan su autorización desde el lanzamiento de ATT con iOS 14.5 en abril. Sin embargo, el testeo continuo de la versión beta de Private Relay en iOS 15 está ayudando a plantear algunas preguntas clave, como qué es lo que Apple considera como un tracker externo, si estarán permitidos los trackers de primera parte (para el marketing entre diferentes medios de la misma propiedad) y si se aplicará de forma universal.

Aunque las respuestas específicas y detalladas para estas preguntas siguen pendientes y están sujetas a la continuación del testeo, sabemos que se implementarán las limitaciones a la disponibilidad de la dirección IP. Para los anunciantes y los profesionales del marketing, el uso del fingerprinting y los métodos que utilizan la dirección IP y otros datos del dispositivo ya está descartado, aunque no exista una aplicación estricta de las normas. En última instancia, Private Relay demuestra que Apple tiene una postura seria en relación con la privacidad de los usuarios y el uso de los datos.

Adjust ha mantenido una colaboración estrecha con Apple y se ha apegado de forma estricta a todos los requerimientos relacionados con la privacidad de los usuarios. Puedes leer todo lo relacionado con las prácticas recomendadas para trabajar con SKAdNetwork aquí, y puedes mantenerte al tanto de nuestras actualizaciones más recientes, nuestros anuncios de productos y los artículos de liderazgo de opinión en nuestro centro de recursos para iOS 14, disponible aquí.

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades de Adjust?